27.9 C
Punta Cana
viernes, julio 1, 2022
spot_img
HOMETurismoTurismo MédicoLas claves para atraer jubilados hacia República Dominicana

Las claves para atraer jubilados hacia República Dominicana

Los destinos top para retirarse, desde Europa a América son: Panamá, Portugal, República Dominicana, España, Costa Rica, Malta, Ecuador, México, Colombia, y Estados Unidos

Jairo Mateo Candelier
Jairo Mateo Candelierhttps://www.dominicantravelpro.com/
Periodista, comunicador, especialista en marketing digital, con experiencia en ventas, branding, producción multimedia, investigación, copywriting, SEO. Apasionado por el turismo y creador de contenidos para YouTube en Dominican Travel Pro

SOSTENIBILIDAD

Santo Domingo, RD.- En la prestigiosa revista Travel + Leisure, una publicación líder para los interesados en viajes, turismo, y esparcimiento, se cita que “la República Dominicana es uno de los mejores diez destinos en el mundo para los jubilados”.

El escrito es de la autoría de Patricia Doherty, quien acumula más de diez años de experiencia en la  industria de las aerolíneas, la gestión empresarial, la educación, y quien ha pasado los últimos cinco años escribiendo para la edición digital de Travel Leisure y cubre destinos, resorts, cruceros, equipaje, restaurantes y guías de viaje.

Doherty cuenta que los destinos top para retirarse, desde Europa a América son los siguientes: Panamá, Portugal, República Dominicana, España, Costa Rica, Malta, Ecuador, México, Colombia, y Estados Unidos.

La escritora en su análisis hace énfasis en tres variables: costo de vida, costo de un seguro de salud, y el acceso al visado.

En base a estos criterios, Doherty acierta cuando dice que “para una jubilación en una isla tropical, la República Dominicana es uno de los países latinoamericanos menos costosos para los jubilados”.

Ella agrega que “en Santo Domingo, la capital, el alquiler es un 90% más bajo que en Nueva York y el costo de vida es un 55% más bajo. A solo dos horas de Miami, su ubicación es otra ventaja para los jubilados”.

Gracias a esta publicación, decidí investigar sobre el tema, a los fines de ofrecer dos propuestas para apelar a este segmento de extranjeros de Estados Unidos, Canadá, y otros países.

Iniciativas para el segmento

Existen dos iniciativas puntuales en relación a este segmento: la Ley 171-07 y el estudio de Acroprovi y Asonahores. Nuestra Ley No. 171-07 sobre Incentivos Especiales a los Pensionados y Rentistas de fuente extranjera para aquellos que sobrepasen una pensión o renta mensual de al menos 1,500 dólares, otorga facilidades para la obtención de residencia, exoneración de aranceles para los ajuares del hogar, exoneración parcial al impuesto a los vehículos de motor, exención sobre transferencias inmobiliarias, entre otras exenciones.

En febrero de 2017 la Asociación Dominicana de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) y la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) presentaron el estudio “República Dominicana: un destino óptimo para retirados”, cuyo objetivo es fortalecer el mercado turístico dominicano como un atractivo para que jubilados, pensionados y rentistas del mundo inviertan o residan en el país.

La propuesta busca atraer a aquellos jubilados con un alto nivel adquisitivo que les permita adquirir propiedades inmobiliarias e invertir en el país, lo que se traduce en mayores oportunidades de crecimiento para el sector de la construcción, la salud, y la economía en general.

El texto, quien se apoyó en la experticia de Strategy Solutions Latin America, liderado por su fundador y senior partner, Juan José De Arrue, señala que República Dominicana múltiples atractivos para el mercado de jubilados, entre los que destacan:

* Costo de vida competitivo y buen clima

* Hospitales de clase mundial

* Ley 171-07 sobre Incentivos a Pensionados y Rentistas de Fuente Extranjera

* Costo de las propiedades

* Multiples destinos turísticos

* Cercanía con Estados Unidos y Canadá

* Cultura de servicio

De los países del hemisferio mencionados en la lista de Doherty, tanto Panamá y Costa Rica ofrecen, cada quien con sus particularidades, casi los mismos atractivos para este segmento (sol, playa, buen clima, cultura de servicio, etc).

Al igual que nosotros, tanto Costa Rica como Panamá tienen leyes que amparan a este público, la No. 9996 y la No. 6-87, respectivamente, en el que este último se adelantó dos décadas a República Dominicana y establece una lista de 25 descuentos.

La pieza legislativa dominicana se queda corta con respecto a la panameña, ya que su legislación abarca una lista de 25 descuentos en bienes y servicios como hoteles, medicina, estudios y consulta médica, odontología, optometría, entre otros.

Es válido señalar que el texto de Panamá incluye a sus nacionales y el nuestro es estrictamente dirigido a aquellos extranjeros o dominicanos residentes en el exterior que desean venir a retirarse.

¿Qué se necesita para captar a los jubilados extranjeros?

Si nuestra oferta país es muy similar a la costarricense y panameña, entonces ¿qué necesitamos hacer?

1 – Cambios en la ley

Es conveniente evaluar la modificación de nuestra Ley 171-07 sobre Incentivos a Pensionados y Rentistas de Fuente Extranjera, a fin de que pueda asemejarse, en primera instancia, a la panameña.

Una posible modificación podría incluir la devolución del costo de los trámites migratorios, a todas las personas que cumplieron de manera satisfactoria el proceso.

Asimismo, la inclusión de descuentos en bienes y servicios por lo menos en el primer año de su residencia, con el fin de proveer una mejor experiencia y ofrecer un tiempo justo de adecuación al uso del peso dominicano.

La ley debe ser revisada para adecuarla a los nuevos tiempos y hacer de esta el instrumento que genere el mayor valor en la región. Entre los puntos que la ley debería incluir, considero importantes los siguientes:

– Exención del pago de expedición de licencia, cédula, y documentos de propiedad, en el primer año.

– Devolución del costo del pasaje aéreo al completarse el primer año de residencia en el país.

– Pago de matrícula para el estudio del idioma español.

– Pago de matrícula de clases de bachata y merengue, este último declarado por la UNESCO de las Naciones Unidas en el 2016 como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

– Pago de matrícula para el aprendizaje del manejo de un instrumento artístico.

– Exención de costo del pasaje para dos familiares en el primer año de residencia.

– Entrada sin costo para la entrada a museos en todo el territorio nacional.

– Pago de matrícula de clases de cocina dominicana.

Incluir elementos que favorezcan las relaciones humanas nos daría una super ventaja competitiva y daría certidumbre al extranjero. El ser humano es un animal social y necesita sentirse cómodo en su entorno para tener una sana convivencia.

La actual ley otorga ventajas de tipo fiscal, pero esta no promueve la inserción a la comunidad dominicana de los pensionados y rentistas que de acuerdo al estudio citado suman un poco más de 7 mil en unos 10 años.

Dicho esto, los costos para el país son irrisorios frente al aporte de estos a la economía con la compra de casas, inversiones, y la visita frecuente de familiares, para solo citar algunos aspectos.

Necesitamos que este segmento adquiera un sentido de pertenencia al país donde vivirá, para que pueda quererlo, respetarlo, cuidarlo, y además tener vínculos culturales con sus vecinos y su entorno.

2- Creación de una entidad especializada

Por otra parte, ya sea a través de la modificación de la ley para su inclusión o por decreto, resulta vital centralizar los esfuerzos con la creación de una Dirección General de Atención al Jubilado, Pensionado, y Rentista Extranjero, que podría estar adscrito a la Presidencia de la República.

Entre las principales funciones de esta institución, se podrían citar:

– Velar por el cumplimiento de la Ley 171-07.

-Acompañar al extranjero en el proceso migratorio.

– Tramitar las solicitudes de exenciones e incentivos fiscales, en coordinación con las instituciones pertinentes.

– Elaborar y proponer políticas públicas en beneficio de este segmento.

– Acompañar a los nuevos jubilados, pensionados, y rentistas en su adecuación al país, sus costumbres, y su cultura.

– Elaborar una base de datos con las características demográficas, profesionales, y de origen de los jubilados, pensionados, y rentistas, así como sus familiares bajo dependencia residentes en el país.

– Impulsar campañas de mercadeo internacional.

– Servir de soporte al extranjero en la obtención de instrumentos financieros, licencia de conducir, y cédula de identidad.

– Apoyar en la obtención de contratos de luz, agua y teléfono.

Esta institución serviría de apoyo en todo el proceso de retiro hacia nuestro país y mientras permanezcan aquí, y debe contar con un equipo multidisciplinario e interconectado con las demás instituciones públicas y privadas del país.

Asimismo, es importante que contenga una página web moderna, en inglés y español, donde el extranjero pueda hacer todos sus trámites estilo ventanilla única y donde de manera segura se puedan hacer pagos de servicios públicos, ya que, a modo de ejemplo, los entes de agua y la luz no disponen de APPS en inglés.

Actualmente, nuestro país cuenta con dos plataformas de Gobierno electrónico bastante completas:

El Portal Ciudadano del Gobierno de República Dominicana – dominicana.gob.do

El Portal de Gobierno Electrónico de la República Dominicana – servicios.dominicana.gob.do

Sin embargo, estos solo muestran la información en español, al igual que casi la totalidad de los portales del Estado dominicano, con excepciones notables como Pro Dominicana, la Dirección General de Alianzas Público y Privadas, la Dirección General de Migración, y el Ministerio de Relaciones Exteriores.

La modificación de la ley y la creación de una institución especializada es lo único que a corto plazo nos puede diferenciar de Costa Rica y Panamá, que de acuerdo a lo que pude investigar, no cuentan con una plataforma con tales características.

3 – Bilinguismo y seguridad

Resulta esencial reducir al mínimo la barrera del idioma y expandir el inglés como segunda lengua en la República Dominicana.

La presente administración dió un paso hacia ese objetivo con la presentación el pasado marzo del programa «English is Better», que inició como piloto en diez centros educativos ubicados en los cinco ejes regionales del Ministerio de Educación.

Los resultados de esta iniciativa, con respecto al turismo, se verán a largo plazo ya que el programa piloto inició a nivel básico y primario.

El INFOTEP, de la mano de Asonahores y el ministerio de Turismo, están llamados a implementar programas de masificación del inglés en Punta Cana, Santo Domingo, Santiago, La Romana y Puerto Plata, ya que estas ciudaddes son la de mayor potencial de residencia para estos extranjeros.

Un punto a favor de las ciudades citadas es que todas cuentan con hospitales de alta calidad y los mismos tienen departamentos internacionales, entre estos está el Hospital Metropolitano de Santiago, Cedimat, el Centro Médico Punta Cana, el Hospital IMG, el Centro Médico Bournigal, el Centro Médico Central Romana, el Instituto Espaillat Cabral, y otros proyectos en construcción como Wellmed, Médico Express y la torre del HOMS, para citar algunos.

Asimismo, más allá de los encantos paradisíacos que ofrecemos, la seguridad ciudadana es un punto clave para que el país pueda de manera efectiva captar a los jubilados, pensionados, y rentistas.

El estudio de Strategy Solutions señala que tanto el modelo de éxito de Panamá y Costa Rica se ha caracterizado por contar con un alto nivel de seguridad ciudadana, un aspecto en el estamos obligados a mejorar, por el bien de la economía, el turismo, y para que nuestro pueblo goce de paz social.

La reforma a la ley 107-07 que promueva el sentido de pertenencia y cultural, la creación de un ente especializado de atención, masificar el bilinguismo, y lograr mejores niveles de seguridad ciudadana son las cartas de triunfo para atraer a los pensionados, y rentistas de fuente extranjera.

Por: Jairo Mateo especial para Online Plus




OFERTAS RECURSOS HUMANOS