Santo Domingo, R. Dominicana.- La recuperación de la ocupación y la tarifa hoteleras en el país se dará en no menos de 24 meses, “este primer semestre del año será crucial para sostener la industria, en el segundo se empezará a ver la recuperación paulatina y al termino de los primeros 6 meses de 2022 podremos ver unos números más cercanos a los normales”, aseguró el economista y actual asesor presidencial en materia turística, Joel Santos.

Joel Santos participó, junto a la destacada ejecutiva Paola Rainieri, ex presidenta de Asonahores y VP Mercadeo RRPP y Comunicación del Grupo Puntacana, y donde ofició de moderador Andrés Marrancini, actual VP Ejecutivo de Asonahores, del webinar “Recuperación del Turismo en RD post-covod19”, organizado por Barna.

Santos además predijo que “sin embargo esta recuperación será viable si no existe ningún otro evento mundial que ralentice o paralice nuevamente los viajes, por lo que tenemos un panorama de mucha incertidumbre en el sector hasta 2023, que es la fecha que los expertos vaticinan que acabará esta pandemia de covid-19”.

Por los segmentos del negocio que habrá que revisar o adaptarlo, el más complicado es el de grandes eventos y reuniones, enmarcados en el segmento MICE, donde las grandes cadenas ya vienen trabajando para reinventar el concepto y combinarlo con otras actividades como el ocio.

Otro de los segmentos que tardarán más en normalizarse es el de cruceros, donde las grandes compañías buscan formulas para reabrir la actividad de forma segura y confiables, “la pandemia cambió definitivamente la percepción del ocio”, aseguró Santos.

Por su parte Paola Rainiri dijo que “el turista aprendió a valorar el ocio, la tranquilidad, el descanso en exteriores y lugares de mayor espacio, lo que le da a RD una gran oportunidad de captar otros segmentos de mercado en un futuro, los que verían con muy buenos ojos pasar sus vacaciones en nuestras extensas propiedades, tenemos esa ventaja con otros destinos ya sea de ciudad, culturales o de pequeños hoteles.

Rainieri además pidió que “hay que buscar que todos los actores deben competir de forma igualitaria, tanto los portales de alquileres como Airbnb como muchos otros, deberán reglamentarse y tributar como lo hacen los hoteles formales”. “Esto además cuidaría el empleo en la hotelería, puesto que en las rentas vacacionales es mínimo el impacto en ese sentido”, “el sector hotelero aun tiene unos 33 mil empleados en el programa Fase apoyado por el gobierno nacional, deseosos de regresar a sus puestos de trabajo”.

Rainieri aseguró que “la extensión del horario de toque de queda es un alivio para el sector restaurantes, puesto que permitió incorporar unos 5 mil empleados a la actividad, ya que con estas dos horas más de apertura los restaurantes pudieron agregar un nuevo turno de cena”.

No todos los sectores mostraron números negativos, “hay segmentos que experimentaron un notable crecimiento en el transcurso de la pandemia, y ese es el sector inmobiliario de segunda residencia o vacacional, que se reactivaron debido a las duras restricciones y confinamientos implementados en las grandes ciudades tanto en el país cómo el extranjero, agregó Paola Rainieri.

Esto además hizo mover muchos sectores ligados a la actividad cómo inmobiliaria, construcción, estudios de abogados y demás rubros que dependen de esta actividad. Otros de los sectores que vieron un repunte es la renta vacacional, posibilitada por la apertura del sector de forma segura que permitió a locales y extranjeros viajar hacia y por el país, indicó entre otras apreciaciones Joel Santos, en el interesante webinar auspiciado por Barna.

Punta Cana Bavaro Online

No hay comentarios