El final de 2019 se acerca. Sí, todavía queda un cuatrimestre, pero nadie puede negar que es el momento de empezar a diseñar nuestra estrategia de marketing digital hotelero para 2020. Por eso, tenemos que tener ya muy claro dónde, cómo y cuándo invertir durante el próximo año. Un artículo publicado en Tecnohotel profundiza en algunos de los aspectos de marketing digital que habría que potenciar e impulsar de cara al próximo año.

Multicanal, sí o sí

En primer lugar, debemos diseñar una estrategia de marketing multicanal. Internet y el desarrollo de los dispositivos móviles ha revolucionado al sector hotelero. Y el usuario multicanal quiere acceder a toda la información posible sobre una compañía a un solo click de distancia. Esto requiere que las cadenas hoteleras desarrollen estrategias de marketing 360º que les permitan comunicar a sus audiencias el mensaje adecuado, en el momento correcto y a través del medio apropiado.

Por eso, para poder estar presente en todos los canales posibles es vital invertir en marketing de búsqueda (search marketing), en publicidad display (banners), en publicidad de metabuscadores y en redes sociales.

Ciertamente, no hay fórmulas estándares para dividir el presupuesto de marketing, sino que varía de un hotel a otro. Aun así, adoptar un enfoque multicanal es fundamental para multiplicar nuestro alcance y llegar al máximo de clientes.

Asimismo, a la hora de delimitar un presupuesto de marketing hotelero hay que tener en cuenta si la estrategia se diseña y desarrolla desde dentro del propio hotel o si se encarga a una agencia externa. Habrá que tener en cuenta los costes de una u otra modalidad, las posibles comisiones y el precio del diseño de las creatividades, siempre que se encarguen también a personal externo.

Teniendo en cuenta todos estos gastos (y según la estrategia elegida), el ROI (ROAS, hablando de inversión publicitaria) puede cambiar considerablemente y variar, ya no solo según el mes, sino también según el canal. Por tanto, es más inteligente adoptar varios objetivos de ROAS para, sumando todos ellos, poder alcanzar un buen objetivo a fin de año. Si aplicamos el mismo objetivo estático a todos los canales, no sabremos a ciencia cierta cómo están funcionando.

La flexibilidad es un grado

En una industria tan activa y en constante crecimiento y cambio como la turística, los presupuestos pueden caer en agua de borrajas si no se conciben con la máxima flexibilidad.

Por ejemplo, ¿cómo debemos actuar si uno de nuestros competidores lanza una campaña agresiva que afecte directamente a nuestra estrategia? O, ¿cómo debemos actuar si, por ejemplo, se viraliza uno de nuestros post y de pronto nuestra marca recibe miles de búsquedas inesperadas? Hay que saber cómo actuar para mover el presupuesto y aprovechar o contrarrestar situaciones como estas.

Por este motivo, distribuir de forma uniforme el presupuesto no suele ser una idea muy acertada. Hay que planificar con antelación, sí, pero a la vez dotar a nuestro presupuesto de mecanismos que nos permitan actuar con flexibilidad para poder modificarlo en situaciones que así lo requieran. Para ello, analizar nuestro histórico es una solución que siempre suele funcionar.

Invertir en metabuscadores

Nadie duda a estas alturas de que los metabuscadores son herramientas idóneas para impulsar nuestra reserva directa. Por ello, reservar un presupuesto para estos portales es más que necesario.

Además, los metabuscadores se han convertido en los canales de marketing digital de mayor crecimiento, especialmente Google. Y pueden ofrecer resultados importantes con presupuestos ajustados.

Pero tampoco nos alarmemos si una campaña no funciona correctamente. Normalmente, el problema suele ser de la campaña en sí más que de la plataforma en la que se está llevando a cabo. Aun así, agregar más presupuesto a un canal que aporta bajo rendimiento no tiene por qué ser la solución al problema. Hay que analizar la campaña y estudiar por qué los resultados no son los esperados. Y sobre todo analizar si el error ha venido por un fallo interno.

Adwords, no los dejes de lado

Si contamos con un presupuesto bajo de marketing digital, debemos cuidar lo básico. En primer lugar, debemos proteger nuestra marca en campañas de AdWords para mantener la visibilidad en los motores de búsqueda y evitar que las OTAs pujen por nuestra marca para que los viajeros reserven en nuestro hotel a través de sus portales.

Asimismo, no tengas miedo en preguntar a una agencia (si no tienes departamento de marketing) sobre los cambios que implementa Google constantemente para modificar la estrategia SEO. Si la industria turística cambia a la velocidad del rayo, las nuevas opciones de marketing se multiplican a mucha más velocidad, por eso, estar al día es fundamental para mantener a raya a nuestra competencia.

 

VíaTecnohotelnews
Comunicador, periodista y escritor. Formo parte del ámbito turístico desde los años 90, viendo crecer al destino Punta Cana-Bávaro de forma ininterrumpida. Esto me permitió involucrarme en el sector turismo y empresarial como ningún otro periodista. Desde el lanzamiento de Punta Cana Bavaro Online en 2004 hasta la fecha informando de todo el acontecer del destino y el país con una mirada objetiva e independiente.

No hay comentarios