El sector turismo dominicano nuevamente se ve obligado a sacarles las “papas del fuego” al Banco Central en el tema dólar. Para nadie es un secreto que la economía dominicana vive un crecimiento que supera al de los países vecinos y a muchos del continente (6.6 % en el año 2016 y se espera para 2017 un 4,4 %). Esta buena noticia para todos, trae aparejado también una serie de inconvenientes a la hora de balancear la economía con lo exportado y lo importado, es allí cuando el déficit del dólar se siente.

Nuestra isla vive una pequeña bonanza económica desde hace algunos años, que incrementa el consumo de productos básicos y muchos otros insumos que se necesitan para producirlos, y estos sólo se consiguen importándolos y pagándolos en dólares. Lo que está llevando al país a requerir cada vez más de esta moneda para poder seguir sosteniendo la demanda de los importadores.

Esta es la razón por lo que en nuestra economía el dólar es cada vez más apreciado y muy solicitado por sectores productivos nacionales. Este inconveniente se tiene que solucionar a la mayor brevedad para que no se dispare la divisa y la manera que encontraron, los “genios” economistas del Banco Central, es retirar las terminales de pago en dólares de los establecimientos turísticos, así esas transferencias ahora tienen que pasar por la banca en pesos, quedándose ellos con los dólares que ingresan provenientes de esos pagos de entidades internacionales.

Esta solución facilista, que se adoptó hace meses el Banco Central, está provocando una serie de inconvenientes para el sector hotelero y turismo en general, ya que los montos nunca coinciden con lo ofrecido como tarifas y lo que finalmente ingresa a los establecimientos, ahora en pesos dominicanos. También se genera dudas entre los clientes y operadores ya que pasar las tarifas en RD$, obliga a explicar el cálculo de la cotización, las variaciones que se dan a diario y otros engorrosos trámites que nos dejan muy mal parados ante los ojos de nuestros emisores.

Como vemos, nuevamente es el sector turismo, el que tiene que sacar la cara por malas políticas cambiarias, medidas simplistas y directivas regulatorias muy desfavorables para una economía de mercado abierto como la nuestra, que muy ligeramente aplica algún economista con mucha teoría pero con poca practica, implementando una medida simplista a corto plazo pero muy desbordable para el sector de cara al futuro.

Marcelo Ballester. Director Editor

Comunicador, periodista y escritor. Formo parte del ámbito turístico desde los años 90, viendo crecer al destino Punta Cana-Bávaro de forma ininterrumpida. Esto me permitió involucrarme en el sector turismo y empresarial como ningún otro periodista. Desde el lanzamiento de Punta Cana Bavaro Online en 2004 hasta la fecha informando de todo el acontecer del destino y el país con una mirada objetiva e independiente.

No hay comentarios