El juego lleva a los jóvenes a conocer rincones de sus propias urbes que antes ni estaban en su radar

A veces se piensa que la tecnología es una enemiga mortal de las experiencias catalogadas como “reales” y un obstáculo para conectarse con el mundo que nos rodea. Cuando transitan por la vía pública, los adolescentes suelen estar pendientes a los feeds de Twitter, a los muros de Facebook y a las fotos de Instagram. En realidad toda la sociedad está en una transición hacia el mundo virtual a través de las pantallas de los omnipresentes dispositivos móviles. De esta manera, los mágicos detalles de mundo real, de las maravillosas ciudades en las que habitan, se pierden.

Pokémon Go es la aplicación que está en boca de todos, adeptos o detractores. Tiene más de 15 millones de descargas, y las ciudades alrededor del mundo son los eternos testigos de un resurgir juvenil: adolescentes cazando criaturas virtuales en las plazas y subiendo de niveles gracias a la experiencia que van sumando, y a los Pokémon que cazan. Recorren kilómetros y kilómetros, y esto los lleva a conocer rincones de sus propias urbes que antes ni estaban en su radar.

Según reporta CBRE esto es también más que beneficioso para los pequeños comerciantes
Según reporta CBRE esto es también más que beneficioso para los pequeños comerciantes

La aplicación ha ubicado PokéStops estratégicamente cercanas a obras de arte urbano, edificios emblemáticos y puntos públicos de reunión, como el Obelisco en Buenos Aires, o el Big Ben en Londres. Invita a que sus propios habitantes se vuelvan a enamorar de las ciudades que son el escenario diario de su cotidianeidad.

Según reporta CBRE, líder global de servicios de Real Estate e inversiones, esto es también más que beneficioso para los pequeños comerciantes. Los locales pueden también subirse al juego, incrementando el tráfico a pie hacia sus negocios comprando Lures (Módulo Cebo, como fue traducido en la versión en español del juego), que atrae tanto a los añorados Pokémon como a sus ávidos cazadores. En consecuencia, el incremento del tráfico a pie en torno a los locales comerciales lleva a un crecimiento en ventas.

A medida que los cazadores capturan más y más Pokémon, están obligados a conocer más y más sitios de interés
A medida que los cazadores capturan más y más Pokémon, están obligados a conocer más y más sitios de interés

Éste es el caso por ejemplo de L’Inizio Pizza Bar de Long Island en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, cuyas ventas se incrementaron un 75% gracias a la utilización de estos Lures.

Otros locales se han visto beneficiados por el simple hecho de estar ubicados cerca de PokéStops o PokéGyms, que atraen a un vasto número de jugadores. Si bien estas tendencias pueden ser difíciles de sostener en el tiempo, se trata de una gran oportunidad de potenciar y orientar a los peatones a través de estos sistemas de realidad aumentada e inclusive sostener el valor de las ubicaciones comerciales a través de ellas.

A medida que los cazadores capturan más y más Pokémon, están obligados a conocer más sitios de interés, la historia de sus ciudades y sus comercios. Y todo esto divirtiéndose. De la misma forma en que Guitar Hero puede no ser el mejor modo para aprender a tocar la guitarra, Pokémon Go podrá no ser el mejor modo de conocer la historia de una ciudad, pero, sin embargo, para aquellos que de otra forma nunca explorarían los sitios de interés a su alrededor, quizás éste sea un primer paso en ese sentido.

Punta Cana Bavaro Online

Comunicador, periodista y escritor. Formo parte del ámbito turístico desde los años 90, viendo crecer al destino Punta Cana-Bávaro de forma ininterrumpida. Esto me permitió involucrarme en el sector turismo y empresarial como ningún otro periodista. Desde el lanzamiento de Punta Cana Bavaro Online en 2004 hasta la fecha informando de todo el acontecer del destino y el país con una mirada objetiva e independiente.

No hay comentarios