Los más de 250 pasajeros ya estaban sentados en sus butacas, preparados para volar desde Glasgow (Escocia) hasta Toronto (Canadá). Pero poco antes de partir, ayer a las 13 horas, el vuelo transatlántico tuvo que ser cancelado porque tanto el piloto como el co-piloto estaban alcoholizados. 

Quienes los denunciaron fueron los otros integrantes de la tripulación, que detectaron la infracción minutos antes del despegue del Arbus 310 de la aerolínea Air Transat.

«Dos hombres de 37 y 39 años fueron detenidos, sospechosos de estar bajo la influencia del alcohol», dijo un vocero de la policía aeroportuaria.

Los pilotos deberán comparecer ante el tribunal de Paisley, cerca del aeropuerto.

Punta Cana Bavaro Online

No hay comentarios