El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) redujo ahora a dos las provincias en alerta amarilla y mantiene nueve en alerta verde

Bávaro, R. Dominicana.- A 48 horas del paso del poderoso Huracán Irma por la isla La Española, las autoridades dominicanas y haitianas levantaron las alertas rojas decretadas el miércoles 6, y este sábado continúan evaluando los daños derivados de los efectos del ciclón, que no dejó víctimas al desplazarse al noroeste de la costa atlántica que comparten ambos países.

En el caso de la República Dominicana, el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) redujo ahora a dos las provincias en alerta amarilla y mantiene nueve en alerta verde, al tiempo que la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) levantó el aviso de inundaciones.

 

Mientras que en Haití unas 10.000 personas continúan aún en albergues en el norte, donde decenas de comunidades continúan inundadas, en República Dominicana el número de evacuados se redujo de casi 15.000 personas a 876 personas, de las que 504 se encuentran en casas de amigos o familiares y 372 están alojados en albergues.

Las autoridades dominicanas aún continúan evaluando los daños que causó el huracán Irma, que fueron menores de los previstos al desviarse el ciclón hacia el noroeste.

A causa del huracán 28 comunidades dominicanas permanecen incomunicadas, y hay 56 acueductos afectados, que han dejado sin agua a 1.441.490 de personas, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa).

Mientras, las compañías de suministro eléctrico siguen trabajando para terminar de devolver el servicio a miles de abonados que quedaron sin luz, y que han ido recuperando la electricidad.

El ciclón, que también ocasionó daños en 799 viviendas, no ha ocasionado problemas graves al sector agropecuario, aunque sí se han visto afectadas las plantaciones bananeras y arroceras, según indicó la Junta Agroempresarial Dominicana (JAD).

La industria turística nacional, que es la principal fuente de ingresos del país, no sufrió daños y lleva a cabo sus actividades con normalidad, aunque 7.500 turistas que se alojaban en la costa fueron trasladados antes del paso del huracán a hoteles de la capital, por precaución.

Las autoridades dominicanas también trabajan en el norte del país moviendo escombros, árboles y ramas caídas en las zonas afectadas para despejar algunas carreteras que se habían visto afectadas.

En Haití, la prioridad es atender a las personas afectadas por lo que aún no se han podido contabilizar los daños.

El director de Protección Civil, Jerry Chandler, dijo a EFE que “por ahora no podemos contabilizar las pérdidas, es muy temprano y ahora nuestra prioridad es la gente que necesita ayuda para sobrevivir”.

“Sabemos que hay muchas pérdidas de bienes, viviendas y cosechas, nuestro equipo está trabajando para hacer un cómputo. La protección civil y sus socios están en todos lados para asistir a la gente”, apuntó.

Las autoridades haitianas, que ya levantaron la alerta por el paso del ciclón, se muestran muy satisfechas de que no se hayan registrado grandes daños ni pérdidas humanas.

Paul Jeanbrevil, de 28 años, y que está de vuelta en Puerto Príncipe procedente de Cabo Haitiano, la zona más afectada, dijo a EFE que “gracias a Dios, Irma paso muy lejos de Haití, especialmente en mi ciudad”.

“Estoy muy agradecido de que Irma no haya causado muchos daños. Solo con las lluvias tenemos decenas de comunidades bajo el agua, de modo que imagínate que lo que pasaría si Irma hubiese impactado en Haití”, añadió.

Los departamentos haitianos más afectados son el norte, noroeste, centro, noreste y centro, mientras que Fort Liberte y Ouanaminthe, en la frontera con la República Dominicana, que han sufrido inundaciones de consideración.

Irma se aproximó al norte de Haití, el país más pobre de América, menos de un año después de que Matthew devastara una parte de la nación en octubre de 2016, causando al menos 573 muertos, miles de afectados y cuantiosos daños.

El huracán, degradado a categoría 3 tras haber tocado tierra el viernes por la noche en la costa norte de Cuba, amenaza ahora a la costa suroeste de Florida, debido a un viraje que probablemente librará a Miami de su embate.

Punta Cana Bavaro Online / Con información de EFE

 

No hay comentarios